martes, 10 de agosto de 2010

Dejarse llevar

Ya noto como van llevándome las olas
después de una verbena viene la marea
y me ha pillado en la cama, hablando con mis penas
anoche me lió la luna llena...


Ya noto como no funciona mi cabeza,
que anoche me gritaba que se siente sola
y mientras yo, a mi bola, de ronda en ronda
apure mis ultimas neuronas...

Anoche no fui yo
fue el señor J&B
que a última hora me engaño

Deambule por la casa y no me encontré,
he invertido mi tiempo en recordar
que si hierve mi sangre hay poco que hacer
dejarse perder, dejarse llevar...






sábado, 7 de agosto de 2010

Inconscientemente me apuñalo.

viernes, 6 de agosto de 2010

Estoy bien y cómo una de tantas paradojas esto hace que me sienta mal…
Soy culpable de no retorcerme de dolor mientras otros lo hacen, mi estabilidad se podría mal interpretar; pasando a convertirse en indiferencia u orgullo, cuando lo que separa estos adjetivos es un abismo interminable.

¿Debo desdibujar la sonrisa que nace en mi cara cada mañana?

No lo haré, tengo mucho por lo que sonreír cada día, que me da fuerzas y por lo que lucharé.

No voy a llorar, no voy a quejarme, no voy a esconderme, no voy a mentir, asumo las cosas, aprendo y avanzo.
A muchos esto les suena frío, insensible, falso o miserable…a mi me suena a realidad.

No puedo aparentar lo que no soy o lo que no siento, nunca he podido.

Sólo puedo ser yo.