jueves, 8 de diciembre de 2011

Día 8





Sigo sin saber qué ponía en esa ventana aquel día lluvioso. Esa frase tienen condenada a mi mente, la amenaza con el filo de una navaja, la golpea con el giro inesperado de su muñeca, la humilla con falsas ilusiones, la maltrata con la intención de obtener una respuesta.




domingo, 4 de diciembre de 2011

Día 9








La persiana ha  estado cerrada durante todo el día. Hoy hay algo extraño en ella, ha cambiado. Sigue igual pero su esencia se ha visto alterada por una ametralladora que ha perforado su rutina y con ello, ha alterado la mía. Pienso, deduzco, invento...