miércoles, 29 de febrero de 2012

Día 2



¡Ha vuelto! En realidad no creo que nunca se fuera. Ha vuelto a aparecer por la ventana y esta vez no era una sombra sino una mezcla de colores distorsionados. Una aparición tras haber inhalado carcajadas de risa. Hoy gracias a un destello de luz he podido advertir un dato más, morena, como un tizón, oscura, como la noche. Vestía una prenda azul. Tras visualizarla no he podido dejar de pensar en ella durante toda la tarde.
Me intriga como será su faz, sus ojos, su sonrisa, sus pechos, sus caderas, pero lo que no concibo es como ha podido esconderse de mí durante tanto tiempo.
Dejé de pensarla. No quería enturbiar su figura con mis deformaciones mentales, esas que hacen que nuestros recuerdos varíen y se adecúen  a lo que nosotros creímos ver, oír, hacer o decir.
Me enfundé mi bufanda y me fui a dar un paseo bajo un fino manto de lluvia penetrante con la única compañía de mi ipod, sobrepasando el límite de decibelios para borrar con notas su figura de mi recuerdo.


.

No hay comentarios: